POLVO DE SAN LÁZARO

4,02 IVA Incluido

En la realización de rituales, los polvos esotéricos son condensadores de fluídos energéticos con gran cúmulo de energías fundamentales; se utilizan espolvoreando sobre el ritual y también se pueden esparcir en los rincones del hogar o local de trabajo. Si eres creyente utilízalo con la Oración, que te he puesto al final.

La salud es uno de los pilares más importantes en la vida de cualquier persona, por ello es esencial gozar de unas buenas condiciones físicas, mentales y espirituales que te permitirán sentirte bien.

Con su poder conseguirás, mantener tu buen estado de salud y mantendrás lejos de tu vida toda clase de trastornos y enfermedades.

El Polvo San Lázaro, se presenta como un perfecto aliado para poder cuidar de tu salud y de tu bienestar, así como de tus seres queridos.

SKU: 0043-1155 Categoría:

Descripción

San Lázaro es el protector de las personas enfermas. Gracias a estos polvos esotéricos podrás mantener el máximo bienestar, podrás gozar de una salud de hierro.

PROPIEDADES DEL POLVO SAN LÁZARO.

Mantendrán tu salud en buenas condiciones; previenen que tu cuerpo, tu mente y tu alma enfermen.

Ayudan a mantener lejos de tu vida trastornos y enfermedades.

Garantizan el bienestar de la persona.

Actúan a nivel físico, mental, así como espiritual.

Actuará también con éxito sobre todas aquellas personas que más quieres, como familia y amigos.

 

Utiliza la Oración al hacer tu petición.

 

ORACIÓN.

San Lázaro y sus dos hermanas, María (la que ungió al Señor con perfume y le secó los pies con sus cabellos) y Marta, eran amigos de Jesús Oración a San Lázaro.
San Lázaro, en el nombre de Dios, te pido bendito San Lázaro, que cuando angustiados te invoquemos, en nuestras horas de dolor y anhelo de caridad y protección, Oh! San Lázaro escúchanos por favor.
Bendito San Lázaro de Bethania, amparo y sostén de María y Marta, a ti te llamo. Oh! amado y siempre vivo espíritu de gracia, con la misma Fe y amor que Jesús llamo a la puerta del sepulcro, de donde saliste vivo y glorioso, después de haber estado allí por espacio de tres días consecutivos, con tu cuerpo enterrado, y sin haber dado la más débil señal de impureza o imperfección. De la misma manera, yo hoy llamo a la puerta de tu Divino Espíritu, para que con la misma Fe que Dios infundió en ti, me concedas lo que te pido(Haz tu pedido), invocando para ello el inconmensurable amor con el que Dios te quiso premiar y con la resignación con que supiste soportar la vida material.
Amén.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “POLVO DE SAN LÁZARO”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.